Respetable Logia Eleusys N° 1206

Del seno de la noción de igualdad del hombre y la mujer, nace Eleusys, la primera Logia masónica mixta de la Repúblia Oriental del Uruguay.

Tres montevidianas, tres pedrenses y una argentina, solicitaron su carta provisoria en el año 1974, obteniendo la carta constitutiva defenitiva en 1976.

En sus comienzos Eleusys fue una logia perteneciente a la Federación Argentina dentro de la Orden Masónica Mixta Internacional “Le Droit Humain” El Derecho Humano.

Trabajó ininterrumpidamente, sus primeros años en la Ciudad de Las Piedras, siendo luego trasladada a Montevideo.

Ha logrado preservar la estructura que alberga la aspiración de un hombre y una mujer libres y en pleno goce de sus capacidades morales e intelectuales.

 

Respetable Logia Ceres N° 1965

Nacida el 8 de diciembre de 2012, la ceremonia fue presidida por el M.’.Il.’.H.’.Klaus Frosen, 33°, Gran Maestre Adjunto de la Orden, acompañado del M.’.Il.’.H.’. Antonio Ceruelo miembro de Honor del Supremo Consejo y de los M.’.Il.’.HH.’. representantes de la Jurisdicción Argentina y de Paraguay así como también de las cinco Obediencias de la Masonería uruguaya.

La elección del nombre que identifica a la logia Ceres estuvo vinculado con el  nombre de la Logia Eleusys.

Eleusys era una pequeña ciudad agrícola productora de trigo y cebada que se encontraba cercana a Atenas. Los misterios de Eleusys, estaban basados en un mito protagonizado por Demeter. Ceres en la mitología romana era la diosa de la agricultura, las cosechas y la fecundidad, que enseñó a los hombres a cultivar la tierra, a sembrar, recoger el trigo y elaborar el pan.

En consecuencia, en la mitología romana Ceres, equivalía a Demeter en la mitología griega.

Simultáneamente a esto, se encuentra el compromiso de los miembros de “Ceres” con el combate contra cualquier tipo de discriminación ya sea por género, raza o cualquier otro motivo espúreo que se quisiera argüir tendiente a dividir a la humanidad, el cual encontrará con la constitución del nuevo Taller, un nuevo y fuerte obstáculo que esparcirá la luz de la masonería, las virtudes de la Ciencia, la Justicia y el Trabajo, que son los perpetuos antagonistas contra las fuerzas de la oscuridad, simbolizadas en la ignorancia, la ambición y la hipocresía.