¿Quién puede ser Francmasón?

Todos … A condición de ser hombres y mujeres Libres y de Buenas Costumbres.

 

¿Porqué Libre y de Buenas Costumbres?

Porque la libertad espiritual y material es indispensable para poder crear, pensar, accionar y desarrollarse como ser responsable en la sociedad en la cual vive.

Las “buenas costumbres” se refieren a la conducta moral y a la ética en general del individuo.

 

¿La Masonería  es una Sociedad Secreta?

No es una sociedad secreta, sino una sociedad discreta. 

La Francmasonería se halla inscripta oficialmente como asociación filantrópica y filosófica en todos los países del mundo, salvo  evidentemente en aquellos países en que estaba o está proscripta.

El Secreto Masónico se halla en el trabajo que se realiza en Logia porque es algo íntimo y personal.  Son reflexiones que pertenecen a cada individuo y que además no tienen ninguna significación o interés particular para un extraño (profano).

Todos los Ritos y Rituales de  la Francmasonería han sido publicados y divulgados libremente.

Toda persona puede conocer todo sobre la Orden, salvo ese trabajo alquímico que se realiza en el secreto de la Logia y que pertenece exclusivamente a los Francmasones presentes en la reunión.

Cada Francmasón puede darse a conocer como tal, pero en ningún caso puede revelar la identidad masónica de sus hermanos. Por lo tanto, la Francmasonería es únicamente discreta.

 

¿Cuál es el motivo del Secreto?

El método masónico es un sistema de perfeccionamiento que se asimila por ósmosis, entonces necesita atención, asiduidad, y reflexión intensa.

El camino del Iniciado es muy largo y personal. El verdadero secreto es la vivencia de cada uno y que, por lo tanto, es incomunicable.

Su vulgarización quitaría fuerza al mismo porque provocaría en cada adepto una actitud diferente ante la sociedad que lo contempla.  “No es lo mismo la actitud y el resultado del trabajo de reflexión de un individuo al cual observan un grupo de personas mientras lo realiza, que la actitud y el resultado del mismo trabajo que el individuo realiza solo,  ante  sí mismo” …

 

¿Qué es la Iniciación?

Nadie inicia a nadie … La Iniciación es el comienzo de algo.  Es recibir una serie de elementos simbólicos que poco a poco ayudarán al neófito a realizar su propia iniciación, acompañado por el conjunto de la Logia que actúa como elemento revelador del adepto.

Es comenzar una nueva vida desde el punto de vista espiritual, que tendrá una gran importancia e influencia en su mundo material.

En “Le Droit Humain” (El Derecho Humano) las mujeres ingresan en igualdad de condiciones con los hombres.  De la misma manera, las mujeres acceden a todos los cargos y responsabilidad sin impedimentos de ninguna índole.

 

¿Qué es el método masónico?

Es más fácil explicar lo que no es que lo que es …

Si bien el objeto de la Francmasonería es la evolución individual y social del ser humano, la Francmasonería no dispensa ninguna enseñanza en forma magistral, ni tampoco posee profesores, gurús, jefes espirituales, libros de textos o doctrinas a estudiar.

El método es un sistema sutil que utiliza el simbolismo como base primordial para acceder a un menor nivel de percepción y de entendimiento.



¿Es una Religión o una Secta?

No es una secta, pues no posee un dogma o doctrina obligatoria impuesta a sus adeptos y a la cual todos deben adherir.  Existen otros organismos que se auto titulan “escuelas de perfeccionamiento”, pero en su mayoría son de origen religioso, es decir que para poder ingresar es necesario profesar su doctrina o crecer en el dogma preconizado por ellos.

La Francmasonería no posee ningún dogma y no exige a sus adeptos adherir o creer en ninguna doctrina en particular, salvo a considerar que:   El hombre es perfectible, puede evolucionar y puede llegar a encontrar su equilibrio o su verdad, en plena libertad, en completa armonía con sus convicciones y creencias y sin imposiciones de ningún tipo.

Estudia la moral universal, las ciencias y las artes y no admite ningún obstáculo al desarrollo del conocimiento en el camino de la verdad.

 


¿Qué exige a sus adeptos?

La Francmasonería exige a sus adeptos la más pura honestidad en sus intenciones y su sola y única meta es el perfeccionamiento del individuo para poder lograr una sociedad humana más justa y equitativa y conseguir de esta forma la felicidad de todos sin discriminaciones religiosas, políticas, de color, raza, cultura o posición social.

 

¿Cuáles son sus Ídolos, Dios o Dioses?

Ninguno – Todos.  La Francmasonería no admite ni niega creencia en particular.

Sus trabajos se realizan bajo la invocación de una entidad abstracta sobre la cual cada uno tiene su propia interpretación según sus creencias, por ejemplo: Dios, la Naturaleza, el Hombre o cualquier entidad que considere suprema. Esta invocación hace referencia, al igual que todos sus símbolos, al Arte de la Construcción y su nombre es:  El Gran Arquitecto del Universo.

El G.A.D.U. es el símbolo de las supremas aspiraciones e inquietudes de los adeptos que aspiran captar la esencia, el principio y las causas de todas las cosas.

 

¿La Política y la Francmasonería?

Los temas políticos y religiosos están estrictamente prohibidos.  La Francmasonería no realiza ningún debate ni trabajo con fines políticos, y tampoco da consignas de voto a nadie.  Sus miembros actúan personalmente en el “mundo profano” en acuerdo a sus creencias, a sus aspiraciones, tratando de aplicar o divulgar las verdades adquiridas a la Luz de la Logia y dando siempre y en toda circunstancia el ejemplo de rectitud, tolerancia y moralidad que distinguen a todo Francmasón.

En el plano político, "Le Droit Humain" no toma ninguna posición oficial. Sus miembros son completamente libres de elegir.

No se admite a aquellos que pregonan ideologías intolerantes o discriminatorias.

 

¿Porqué es necesaria la Francmasonería?

Porque es el único organismo que reúne hombres y mujeres diferentes, sin imponerles un dogma en particular, quienes en completa libertad, tratan de realizar su perfeccionamiento espiritual con el afán de edificar una sociedad más justa, más humana, más equitativa.

El progreso de la humanidad es posible únicamente si es compartido por todos. Entonces, cada Francmasón de "Le Droit Humain" debe sentirse ciudadano del mundo para participar en la gran construcción de la Obra.

La Francmasonería es una sociedad humanista cuya finalidad es la Felicidad, practicando el amor al género humano y el reconocimiento universal de la dignidad de todos los seres, aceptando las diferencias morales, sociales, culturales, espirituales o étnicas.

"Le Droit Humain" está atento y es sensible a los grandes problemas de la sociedad.

 

¿Qué pruebas de eficacia puede presentar?

No existe actualmente en Occidente ninguna sociedad u organismo más antiguo que la Francmasonería. A través de la historia de la humanidad las Cofradías de Francmasones han ocupado y ocupan un lugar de privilegio.

Ningún organismo nacional o internacional puede dar tantos ejemplos de servicios rendidos a la sociedad por sus miembros como la Orden de los Francmasones.

Las ciencias, las artes, la política, la vida en general han sido ilustradas con ejemplos de hombres y mujeres que han servido a la humanidad.

La Francmasonería ha contribuido, en diferentes países, a la lucha por la libertad del hombre (Declaración de los Derechos del Hombre), a la emancipación de la mujer y a la protección del niño en una sociedad laica, combatiendo el fanatismo y la intolerancia en todas sus formas.



¿Qué preparación se exige a sus candidatos?

Ninguna.

 

Requerimientos para ser admitido:

  • Tener 21 años cumplidos; tratándose de hijos o hijas de Masones, presentados por el padre o la madre, 18 años.
  • Tener un trabajo honrado y justificar medios de subsistencia.
  • Tener un mínimo de instrucción primaria completa.
  • Comprometerse a asistir a las reuniones con la mayor regularidad, notificándose que cuando no le es imposible concurrir, debe enviar la excusa correspondiente.
  • Ser libre y de buenas costumbres.